jueves, 14 de enero de 2010

EPIDEMIOLOGIA. FACTORES DE RIESGO

La DM es, actualmente, una de las enfermedades más frecuentes y su incidencia está aumentando a una velocidad impresionante. Constituye una de las principales causas de morbimortalidad del mundo. La tasa de este aumento puede explicarse, en parte, por la mejora en los métodos diagnósticos y por un tratamiento más efectivo de la enfermedad, lo que ha aumentado la esperanza de vida del diabético.
En el mundo occidental se estima una prevalencia que oscila entre el 2 y el 6% de la población, según los diferentes estudios, con el agravante de que más del 50% de los casos permanecen sin diagnosticar, es decir, por cada persona con diabetes conocida existe una con diabetes desconocida.

La prevalencia de la diabetes tipo I se estima en un 0.2% de la población ( 5-10% de todos los casos de diabetes) y la de la diabetes tipo II se estima en un 6% de la población ( 90-95% de todos los casos de diabetes), aumentando la prevalencia de forma significativa conforme la edad avanza ( un 10-15% en la población mayor de 65 años y un 20% en mayores de 80 años) y en sujetos con dislipemias y antecedentes familiares de diabetes. La incidencia de diabetes tipo I es de 10-12 casos nuevos/100000 habitantes/año y la incidencia tipo II es de 60-150 casos nuevos/100000 habitantes/año.

En la mayoría de los países desarrollados, ocupa del 4º al 8º lugar entre las causas de mortalidad. En España figura la 3ª causa en mujeres y la 7ª en hombres. En los países europeos la tasa de mortalidad oscila entre 7.9 y 32,2/100000 habitantes. En España esta tasa oscila alrededor de 23,2/100000 habitantes. En la mayoría de los estudios las tasas son mayores para las mujeres que para los hombres ( en España, el 29,3 para las mujeres frente al 16,1 para los hombres). La primera causa de muerte entre los pacientes con diabetes es el infarto de miocardio, que causa del 50-60% de las muertes de los pacientes con diabetes tipo II. La principal causa de muerte en los pacientes con diabetes tipo I es la insuficiencia renal por nefropatía diabética.

Etiopatogenia. Factores de riesgo

Al menos, cuatro grupos de factores influyen en el desarrollo de la DM:

- Factores inmunológicos:

La acción de ciertos agentes ambientales sobre un individuo genéticamente susceptible produce insulitis y la modificación antigénica de las células beta del páncreas, con lo que se activa un proceso autoinmunitario que destruye de forma progresiva estas células y reduce la reserva de insulina. La destrucción autoinmunitaria de los islotes no progresiva siempre de manera uniforme sino que puede evolucionar con periodos de actividad y de remisión temporal. Es necesario que la masa total de células beta se reduzca de un 80 a un 90% para que la diabetes tipo I ocurra.


- Factores microbiológicos:

Como factores microbiológicos se encuentran ciertos virus que se identifican como probables desencadenantes de la diabetes tipo I. Su forma de actuación consiste en la rotura de las células y/o la modificación del genoma, lo que lleva a la expresión de antígenos anormales.

- Factores genéticos:

Los factores genéticos se incluyen en la etiología de la diabetes porque ésta tiende a aparecer entre familiares, aunque la investigación aún no ha determinado los genes responsables. La susceptibilidad de padecer diabetes tipo II tiene un claro componente hereditario. La enfermedad ocurre con mayor frecuencia en los familiares de un individuo afectado que en la población general. La frecuencia de concordancia de diabetes tipo II en gemelos monocigóticos es cuando menos del 70% y en algunas series alcanza el 100%. La idea prevalente es que se trata de una enfermedad multifactorial y poliógena, con un gen dominante. Es probable que existan muchas causas diferentes en la diabetes tipo II y que, en el futuro, una vez que se conozcan los defectos genéticos específicos y sus consecuencias funcionales, se requiera una nueva clasificación.

- Factores metabólicos:

Los factores metabólicos implicados en la etiología de la diabetes son numerosos y complejos. El estrés físico o emocional puede desenmascarar una predisposición heredada de la enfermedad, como resultado de la glucogénesis inducida por el aumento de la producción de hormonas de la corteza suprarrenal, sobre todo glucocorticoides.
El envejecimiento tiene relación por la reducción de la función de las células beta del páncreas y la forma en que se sintetiza la insulina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario